2014: no a la rutina

EUROPA 2020

Comienza un nuevo año: 2014, aniversario de la Primera Guerra mundial. Se ha dicho que esta guerra fue provocada por la dificultad para mantener la cohesión social en el Imperio austro-húngaro. En 2014, cien años despues, todos seguimos preocupados por la cohesión social que parece, es endeble en nuestras sociedades. Y la tentación primera es culpar a la diversidad cultural: las migraciones y la globalización, las religiones y las minorías, según se sea de derechas o de izquierdas. Pero en realidad las ideas simples son siempre falsas, porque ocultan una parte de la realidad. El pluralismo y la diversidad son como la respiración que permite a nuestras sociedades expulsar el CO2 de la rutina, del conformismo y del etnocentrismo.

La diversidad y el pluralismo son tambien indispensables en educación. Contrariamente a lo politicamente correcto la pluralidad y la autonomía de los centros de enseñanza no tienen porqué engendrar divisiones sociales, ni llevar al desmantelamiento social que temen los defensores del monopolio de Estado. Es menester afirmarlo con fuerza: la cohesión social no surge por magia de la mezcla y la nivelación sino que halla su fuente en el reconocimiento de las diferencias y sus complementariedades. Para convencerse de ello, basta comprobar que la exclusión social resulta, casi siempre, de un déficit de formación o del fracaso escolar. Promover una pedagogía del éxito, un éxito entendido como desarrollo de los talentos de cada uno, constituye el arma más eficaz para luchar contra la pérdida de la cohesión social.
En realidad sólo la diversidad garantiza eficazmente los derechos de la persona: « el respeto y el desarrollo de la diversidad de las personas, de los actores y de los valores son el fundamento clásico de las libertades en todos los campos de la sociedad. Por la función específica del campo cultural que puede definirse como una circulación de saberes. La diversidad cultural es el primer componente de todo desarrollo humano. Garantiza y agranda las posibilidades de elección, las capacidades de las que cada uno dispone, individualmente o en común con otros » (P. Meyer-Bisch).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s