Diálogo interactivo con la relatora especial en el campo de los derechos culturales, prioridades y derecho patrimonial:

El pasado jueves la relatora especial en derechos culturales Karima Bennoune presentó su primer informe. Como suele ser habitual en el informe de debut de mandato este no se limitó al simple desarrollo de un tema, sino que introdujo las prioridades y perspectivas que la relatora tendrá en los próximos años.

Sin ánimo de ser exhaustivos nos gustaría solamente subrayar los puntos más importantes del informe e intervención ante el CDH. Muy significativamente primeramente la relatora especial se presentó como medio norte-americana, medio argelina, reivindicando que estas realidades multiculturales son cada vez más comunes. La relatora puso especial énfasis en los derechos culturales como derechos humanos existentes, a pesar del largo camino que queda por recorrer para su plena realización y reconocimiento. La relatora advirtió que en el campo de los derechos culturales hay múltiples discriminaciones señalando especialmente las relativas a discriminación religiosa.

Un punto que a OIDEL le pareció muy interesante de la intervención e informe de Ms. Bennoune fue que estableció definiciones de “identidad” y “comunidad”. Estas definiciones como dijimos en nuestra declaración facilitan su justiciabilidad y su mejor identificación jurídica. Ms. Bennoune manifestó que el objetivo de estos términos pretendía una mejor implementación del derecho. Igualmente, y muy interesante, la relatora señaló que la definición de “identidad” y “comunidad” era una buena forma de mostrar que no deben haber tensiones entre estas, evitar su politización y facilitar así el entendimiento de la idea “familia humana”. En esta línea la relatora mencionó en múltiples ocasiones durante su presentación que los derechos culturales no tienen nada que ver con el relativismo cultural.

Entre sus prioridades la relatora subrayó el derecho a la educación. OIDEL en su intervención celebró esta mención, no sólo por el papel que tiene la educación para la realización de los derechos culturales, sino también porque la educación es esencialmente un derecho cultural. La misión irlandesa celebró igualmente que la educación estuviera entre sus prioridades.

Señaladas sus prioridades y presentación, podemos referirnos al tema propio del informe: el patrimonio cultural. La relatora justificó este tema primeramente en base a los recientes y múltiples ataques dirigidos a patrimonio cultural en entornos violentos, como no violentos, y en segundo lugar por el importante papel que el patrimonio cultural juega para la libertad de expresión y la libertad religiosa. La relatora describió como el patrimonio cultural está siendo utilizado como arma de extorsión a comunidades enteras y como múltiples arqueólogos y arquitectos encargados de restauraciones han sido asesinados.

Cuesta entender que en un contexto de extrema violencia el primer informe de la relatora sea sobre el patrimonio cultural. Consciente de ello la relatora explicó que el patrimonio cultural es imprescindible para los que sobrevivan conflictos armados, tanto para conocer su historia, como por la construcción de sus identidades y dignidad.

Aquí tenéis nuestra intervención entera 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s