Aprendiendo a ser cívicos

La paradoja del mundo en que vivimos es que estamos en un mundo cada vez más heterogéneo, pero cada vez más conectado. Ya nadie se extraña que dentro de un aula haya apellidos de distinta procedencia, distintos orígenes religiosos o distintas razas. Igualmente, la globalización es nuestro pan de cada día, compramos productos de todas partes del mundo, nos solidarizamos con causas del otro extremo del mundo y hacemos nuestras vacaciones en los sitios más exóticos. Nada que no hayamos oído antes. Esta situación supone la exposición a gran escala a otras formas de ver el mundo, provocando una reflexión a gran escala sobre nuestras creencias y valores.

Como ya sabemos estos cambios no están exentos de tensiones. El gran desafío es aprender a vivir juntos en una sociedad cada vez más diversa. Consciente del desafío la comunidad internacional proclamó a través de resolución de la Asamblea de las Naciones Unidas un Decenio Internacional de Acercamiento de Culturas con el objetivo de reforzar el diálogo intercultural e interreligioso y la promoción del entendimiento y la cooperación al servicio de la paz.

Una educación completa y de calidad no puede obviar esta problemática. El artículo 26.2 de la Declaración de Derechos Humanos advierte que “la educación (…) favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos,(…)”.  Juegan un papel esencial en este sentido la educación en derechos humanos y la educación a la ciudadanía.

Querríamos recomendar desde OIDEL el manual Aprendiendo a ser cívicos realizado por el Parlamento de Navarra y la Universidad de Navarra. Este pequeño manual es una buena herramienta para educar en virtudes sociales. Las virtudes sociales son aquellas que aseguran el bien común: la cordialidad, la generosidad, la gratitud, la justicia, la participación, el respeto, la responsabilidad y la solidaridad. Este manual está pensado para aquellos que les preocupa y les ocupa la educación de los ciudadanos del futuro, incluyendo tanto padre como profesores. El libro se puede descargar de internet. Se ha creado una plataforma para acompañar a la formación de los docentes con videos.

El libro advierte “aprender a ser un buen  ciudadano es una tarea de toda la vida y un saber práctico que implica no solo la inteligencia para conocer cuáles son les rasgos que mejoran nuestra vida en sociedad, sino también la voluntad para ponerlos en práctica”.

Para saber más http://www.unav.edu/web/parlamento-civico

Ignasi Grau

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s