“Radicalización: preguntas y respuestas” (COLOQUIO INTERNACIONAL)

El pasado 10 de julio tuvo lugar en el Palacio de las Naciones (Ginebra) el Coloquio Internacional “Radicalización: preguntas y respuestas”, organizado por OIDEL, el Collège Universitaire Henry Dunant (CUHD) y el Institute Supérieur des Reiligions et de la Laïcité (ISERL), y que contó, además, con la colaboración de otras instituciones. El objetivo de este coloquio, moderado por Philippe Martin, era el de fomentar la reflexión en torno al fenómeno de la radicalización: concepto, causas, paradojas y desafíos.

El coloquio comenzó con la conferencia de Jean Paul Willaime, de la École Practique des Hautes Etudes en Paris. En su intervención, titulada Las religiones: una cuestión de las sociedades actuales señaló la evolución histórica del modo de ser religioso y la controversia que se produce entre la dependencia de las religiones y el Estado. De igual manera, planteó la idea de una “laicidad positiva e inclusiva”, consistente en introducir a los religiosos en la dinámica asociativa de la sociedad civil, reconociendo sus aportaciones a la vida colectiva, lo que supondría una obligación al diálogo entre religiones y a la participación en la vida pública. A continuación, numerosos expertos internacionales intervinieron para complementar la exposición del Profesor Willaime. En primer lugar,  Naouel Abdellatif Mami, vicerrectora de la Universidad de Sétif 2 (Argelia), introdujo una nueva idea en el debate mediante el planteamiento de la necesidad de diferenciar entre religión y cultura, más aun –señaló- cuando a menudo la práctica cultural es más importante que la práctica religiosa. A su vez, respecto a la conferencia del Profesor Willaime, señaló que la laicidad inclusiva debe estar dirigida a todas las religiones y creencias; así como el deber de estar acompañada de una educación de democracia.

En esta misma línea, Jean Pierre Chantin, investigador del Instituto Superior de Estudios de Religión y Laicidad (ISERL), planteó que aunque a menudo se asocie el radicalismo al Islam, éste es un fenómeno que no necesariamente ha de ser religioso, sino que podría manifestarse en otros ámbitos como en el de la radicalización política. Asimismo, planteó la importancia de los medios de comunicación en el enfoque que se realiza de la radicalización en los diferentes ámbitos sociales. Un paso más allá fue el moderador, Philippe Martin, director del ISERL, que conceptuó la “radicalización” como “la voluntad de vivir un absoluto en ruptura con la familia y el entorno, con la idea de que existe una diferencia entre uno mismo y el resto de la sociedad”; tras lo cual insistió en la obviedad de la existencia de tensiones entre religiones y Estados y la necesidad de establecer lugares en que éstas pudieran solucionarse mediante el diálogo.

Por último, en relación con la conferencia de J.P Willaime, Ana María Vega, directora de la Cátedra UNESCO de la Universidad de La Rioja, apeló a la responsabilidad de la clase política, medios de comunicación y autoridades religiosas. Además, destacó la necesidad “de hacer contemporáneas las religiones” y de lograr una apropiación cultural de valores universales, la cual se obtiene –señaló- de la “abdicación social de determinadas intolerancias que la sociedad no se puede permitir”.

Por otro lado, el profesor de la Universidad de Toulouse, Pascal Marchand, dio una conferencia titulada “Hablar de radicalización”. En ella, con base en su experiencia de negociador, explicó la importancia de los términos “individuo, interacción, identidad e ideología” como fundamentos de la radicalización, e invitó a la reflexión planteando la siguiente pregunta: “¿Estamos ante una radicalización del Islam o ante una islamización de la radicalización?”. En relación con esta conferencia intervinieron a continuación Michele Brunelli, Profesor de la Universidad de Bérgamo; Emmanuel Kabengele, Profesor de la Universidad de Ginebra; y  Alfred Fernández, Director de OIDEL, quien señaló que la violencia surge siempre de la humillación y del hecho de que siempre hay partes en la sociedad que se sienten humilladas por el hecho de ser diferentes, por lo que apeló al “derecho a poder diferenciarse” en las sociedades democráticas.

Durante el coloquio se proyectó el documental “La Chambre Vide” (“The Empty Room” 2016), que fue presentado por su directora, Jasna Krajinovic. Este documental trata sobre la radicalización islamista de jóvenes en el seno de países europeos.

 

Iñigo Martinez Elósegui

radicalisation 1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s