Informe de la OCDE sobre la elección de escuelas y el cheque escolar

En 2017, la OCDE realizó un informe que se publicó este año sobre la implementación del derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos, en relación con las afectaciones que ello puede tener en la innovación, la competitividad, el respeto a la diversidad cultural, la discriminación, y la segregación social.

La OCDE considera que es posible llegar a un equilibrio, siempre que se provea un marco legal adecuado, en el que se establezcan las condiciones de la política pública sobre elección de escuelas y libertad de enseñanza, el cual se dirija a mejorar la calidad de la educación, en el contexto de una sociedad plural.

Según el informe, una cuestión que debe replantearse para abordar este tema, es el redefinir los conceptos de “público” y “privado” en la educación, ya que generalmente se entiende que la creación de escuelas no gubernamentales lleva a la privatización o comercialización de la educación. Sin embargo, esto no siempre es cierto, pues las escuelas privadas pueden tener una estructura legal privada, pero cumpliendo una misión y función pública. Incluso, el replanteamiento de este esquema, invita a las escuelas privadas a que tengan una mejor capacidad para ofrecer una educación de calidad.

Respecto a este tema, el informe indica que la existencia de escuelas no gubernamentales, no es lo que realmente impacta en la adquisición de competencias académicas o en la segregación social. El estudio comparado de distintos casos de países, demuestra que el enfoque debe dirigirse al marco y arreglos institucionales que determinan las elecciones de los padres, como por ejemplo, la accesibilidad, incluido a nivel económico.

En relación al financiamiento de la educación, la OCDE sostiene que hay distintos modelos en los que los Estados han decidido otorgar recursos a escuelas no gubernamentales. En algunos casos se utiliza el cheque escolar (vouchers systems), deducciones fiscales, e incluso el otorgamiento directo de recursos económicos. Según las comparaciones, el financiamiento público de escuelas no gubernamentales, ha ayudado a la integración de estudiantes de diferentes contextos socioeconómicos, ya que permite un acceso más amplio de diferentes sectores de la población, tal como se muestra en los casos de Bélgica, Holanda y Dinamarca.

Por lo tanto, no se puede afirmar que la libertad de los padres, per se, de elegir la educación de sus hijos, disminuya la calidad de la misma, ni lleve necesariamente a la privatización o comercialización de la educación. Todo depende del marco regulatorio que se diseñe, de que las opciones para los padres sean reales y relevantes, que las escuelas gubernamentales cuenten con la debida autonomía y recursos para contribuir a una misión de utilidad pública, y se mitiguen las causas que provoquen segregación social y discriminación.

Gabriela Garcia

Se puede consultar el artículo en: http://www.oecd.org/education/School-choice-and-school-vouchers-an-OECD-perspective.pdf.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s